BANKS

imagen

Laura Ede

Compartir en:


 BANKS 

 Catarsis entre líneas 


Quiero compartir a una artista que he mantenido como mi pequeño secreto por un par de años. Su nombre es Jillian Rose “Banks”, y a pesar de que la inercia de su música rompe esquemas que inevitablemente la llevarían al estrellato, su toque misterioso y su desinterés por la fama se mantienen intactos.


Quienes la conocen sabrán que es difícil catalogar su sonido, pero se podría decir que combina un R&B alternativo con suaves beats electrónicos y melodías oscuras que le dan un aire inquietante pero cautivador. La cantautora de 26 años se caracteriza por una magnética voz que esboza una cierta fragilidad, evidenciada en sus letras de alto contenido emocional y psicológico. 


Comenzó a hacer música a los 15 años, como una manera de sobrellevar el divorcio de sus padres. Tras toda su impotencia, poder expresarse crudamente le dio una sensación de empoderamiento y libertad. Más que tener una meta en el ámbito artístico, su objetivo era catártico.


Afortunadamente para nosotros, mientras ella sacaba su licenciatura en psicología, una de las canciones de su cuenta privada de SoundCloud fue filtrada, y antes de que pudiera evitarlo ya tenía 250000 streams y sonaba en BBC Radio 1. “Before I Ever Met You” le ligó un contrato con los sellos británicos Good Years Recordings y Harvest Records, con los cuales lanzó dos álbumes EPs, Fall Over y London, el año 2013.


Con talentosos productores como SOHN, Lil Silva y Totally Enourmous Extinct Dinosaurs, sus álbumes fueron nominados a premios de la BBC y MTV, y ella fue nombrada artista de la semana por Vogue. También fue el acto de apertura para The Weeknd en su tour a fines del 2013, presentando su aclamado sencillo Waiting Game.


En septiembre del 2014 sacó su primer álbum de larga duración y el single llamado “Goddess”, que debutó en el Top 20 de los Billboard en USA, así como en otras listas del Reino Unido, Australia, Alemania, Nueva Zelanda y Suecia. A pesar de que este álbum describe conflictos y demonios personales, también denota, como su nombre lo dice, un cierto empoderamiento femenino y emocional. Asimismo, incluye el lanzamiento de otros tres sencillos; “Brain”, “Drowning” y “Beggin’ for Thread”.


En noviembre del 2015, Banks sacó el single “Better” junto a su video musical, y salió de gira por segunda vez con The Weeknd en su tour The Maddness Fall. En Julio del 2016 lanzó el sencillo y video explícito de “Fuck With Myself”, que contiene, además de bizarros personajes, imágenes de Banks quemando a un maniquí de ella misma; todo bastante intenso para el público general.


El segundo y tercer sencillo fueron “Gemini Feed”, que hace referencia a su signo zodiacal, y “Mind Games”, ambos de Agosto del 2016. Estos fueron seguidos por el cuarto sencillo “To the Hilt”, el cual dio paso al lanzamiento de su segundo álbum, The Altar, el 30 de septiembre de 2016. Este disco también debutó dentro del Top 20 de los Billboard y en el número 24 del UK Albums Chart.  


En este álbum, co-producido por SOHN, Banks se muestra más agresiva y menos dócil. Y aunque para la decepción de los fans, manifiesta intentos de acercarse a un sonido más comercial, mantiene su energía oscura e intrigante. No obstante, una de las principales críticas al álbum se basa justamente en el uso exagerado de este elemento, que puede llegar a ser desgastante para el receptor, aunque, como dicen, “entre gustos…”


Artículos Relacionados