Cuando la música habla sola

Cuando
imagen

Laura Ede

Compartir en:


 SIA 
 Cuando la música habla sola 

Todos sabemos quién es Sia desde su inconfundible hit “Chandelier” del 2014 o incluso desde su colaboración con David Guetta para la canción “Titanium”. Sin embargo, a pesar de su creciente reconocimiento a nivel mundial, su presencia llega a ser casi simbólica. Hoy en día los fans la identifican, desde luego,  por su característica voz, pero también por esa extravagante peluca que esconde su rostro. 

Para quienes recién comienzan a apreciar su talento, les sorprenderá saber que Sia está en la industria de la música hace dos décadas. Con un carrera llena de altibajos desde el 97, Sia Furler ha sido altamente solicitada como vocalista invitada para bandas como Zero 7; como compositora y como letrista, para artistas como Rihanna y Beyoncé; y en los últimos años, como ella misma. No obstante, según expresa en su Manifiesto Anti-fama publicado en 2013, ella y la fama jamás estarán casadas.  

Nacida en Adelaida, Australia, el 18 de diciembre de 1975, Sia Isabelle Furler fue criada por padres músicos, creció rodeada de arte y creatividad, por lo que naturalmente ingresó en el circuito jazzero de su ciudad como vocalista de la banda Crisp. El año 97 lanzó su primer disco solista titulado Only See; desafortunadamente no tuvo mucho éxito, por lo que decidió subirse a un avión a Londres para probar suerte. En el camino, Sia recibe la noticia de que su novio, quien la esperaba en su destino, había fallecido debido a un accidente de auto. 

A pesar de la tragedia, Sia se establece en Londres y se las ingenia para que Jamiroquai le dé la oportunidad de actuar como corista en una de sus tocadas. Gracias a esto, firma un contrato con DancePool, un sello subsidirario de Sony. Tras la demanda que surge después de sacar su primer sencillo, “Taken for Granted”, a principios del 2000, saca el álbum Healing is Difficult. Sin embargo, insatisfecha con el marketing de Sony, Sia cambia de sello y se afilia a Go! Beat Records, una subsidiaria de Universal  UMG. En 2003 saca su tercer álbum LP, llamado Colour The Small One.

Mientras tanto, la asociación de Sia con la banda británica Zero 7 se vuelve cada vez más recurrente y termina grabando tres discos con ellos. Asimismo, comienza a crear expectativa en Estados Unidos, después de que “Breathe me” fuera utilizada en la escena final de la serie de HBO “Six Feet Under”. Como resultado, el 2006, Astralwerks relanza su álbum en EEUU lo que le permite hacer una gira documentada de su primer disco en vivo, “Lady Croissant”, del año 2007. 

Centrándose cada vez más en su propia carrera, se distancia de Zero 7 y saca su cuarto álbum “Some People Have Real Problems” el año 2008 y entre tanto refuerza sus dotes compositivas escribiendo varias canciones para Christina Aguilera. Este álbum se caracterizaba por una personalidad más “soulera” y amena, en contraste a su anterior estilo, más sobrio y electrónico.

Pese a que este álbum debutó con mucho éxito y es considerado como su ‘movida pop’, su siguiente trabajo, titulado “We Are Born”, alcanzó puestos aún más altos en los rankings debido a su exuberante estilo dance con toques de funk. Varias canciones de este disco sonaban en clubs de Europa. También refleja la relación lésbica que Sia había comenzado con la artista, DJ y productora,  JD Samson.

Durante los próximos años, Sia se ve agobiada por la presión de la fama y comienza una fuerte adicción al alcohol y a las drogas. Esto la conduce a un intento de suicidio del que desiste tras recibir una llamada que la persuade para que entre a rehabilitación, consecuentemente se refugia del foco de atención y emprende una carrera como compositora para artistas como Madonna, Celine Dion, Britney Spears, Beyoncé y Rihanna, para quien escribió el hit “Diamonds”. 

Aunque ya no era su plan, los hits que ayudó a crear, como “Titanium” o “Wild Ones” de David Guetta y Flo Rida, terminaron haciéndola famosa de todas formas. Su tiempo detrás de bambalinas ayudó a que la escena pop sea más acogedora y amena a sus peculiaridades y rarezas.

Sia se reintegró a la escena con cautela. Tratando de evitar otra crisis nerviosa, negoció con RCA Records para no tener que hacer prensa o giras. Su primera aparición pública para promover su nuevo álbum 1000 Forms of Fear, fue de espaldas, en el show de Ellen DeGeneres, en el que canta su sencillo “Chandelier”. En la 77ma Entrega Anual de los Grammys, esta canción consigue nominaciones para Grabación del Año, Canción del Año, Mejor Interpretación Pop y Mejor Video Musical.  En el álbum, colabora con The Weeknd para la canción “Elastic Heart”, perteneciente al soundtrack de la película Los Juegos del Hambre: En Llamas.

Desde entonces, Sia se ha asociado con Maddie Ziegler, una bailarina de 12 años, que se transformó en una extensión interpretativa que proyecta la personalidad juvenil, pero frágil de ella misma.  Como nunca antes, Sia ha marcado una nueva época del pop, logrando reconocimiento internacional  y un éxito enorme sin dejar de conservar un tipo de anonimato. 

Empoderada por la aclamación de su último álbum, el 2015 lanzó el sencillo “Alive” y el 2016 presentó This is Acting, una colección de canciones que originalmente habían sido compuestas para artistas como Adele, Rihanna y Beyoncé. En cierta forma, se trata de una combinación de canciones genéricas creadas exclusivamente para ser hits, como la canción “Cheap Thrills”, escrita en un principio para Rihanna (como “Chandelier”), pero que cantadas por Sia, tienen un carisma diferente, que permite que sus ansiedades y peculiaridades se establezcan como el nuevo mainstream, dejando de lado la imagen y enfocándose en lo que más importa, la música.