La calavera sin fronteras

La calavera sin fronteras
imagen

Pedro Pablo Siles

Compartir en:

 

 OIL 

La calavera sin fronteras


Sonido nacional, íntimo potente, que suena fuerte más allá de nuestros reproductores... música boliviana de calidad for export.


Nos encontramos con Oil en dos ocasiones, antes y después de su viaje al festival Cosquín Rock 2017, en Argentina. Primero asistimos al tremendo show que la banda cochabambina brindó durante su fugaz paso por La Paz. A pesar de la adrenalina del escenario, Chelo, Oli, Pichón y Toni se mostraron distendidos y de muy buen humor. Aquí la primera sesión…

 


Ahora que han pasado casi dos años desde su publicación, ¿qué repercusión creen que ha tenido Calavera, su más reciente producción?

 

Chelo: Estamos muy felices con lo que ha pasado con el Calavera. Nos ha permitido viajar a Buenos Aires precisamente, y la aceptación para nosotros es muy gratificante porque hemos visto que la gente se identifica con muchas de las canciones. Es rico ver que nosotros, siendo una banda que ha comenzado haciendo canciones en inglés, entremos con el Calavera y que la gente igual comprenda de lo que se trata, [incluso] la parte lírica, que es súper importante, con la rudeza de las palabras… Así que estamos muy contentos con cómo se ha dado esta respuesta ante el Calavera.

 

Pichón: Encantados, pero no necesariamente sorprendidos. Este disco ha sido trabajado muy a consciencia, muy espiritualmente, a pesar de que la palabra signifique mucho. Oil se esforzó bastante luchando por el idioma, como decía el Chelo, pero no sólo eso. Las bases melódicas han influido bastante en este disco y seguimos con los riffs pesados y las “batas” que resuenan.



¿Cómo se dio la oportunidad de tocar en el Cosquín Rock?

 

Oli: Hace ya un tiempo se ha empezado a dar lo que es Oil fuera del país. Primero fue el viaje a Suiza, el 2012. Después hemos hecho un par de viajes a Buenos Aires y uno a Quito, en Ecuador. En Buenos Aires hemos hecho buenos contactos, una movida en Argentina. La idea es volver muchas veces allá, cada año, y ahora salió lo del Cosquín, que es algo genial para nosotros porque es un festival muy grande y muy importante. Así que hemos abrazado esa oportunidad y estamos ya a poco tiempo, esperando ese momento.

 

Toni: Es una experiencia que no me la esperaba, la verdad. Yo estoy aquí soportando a la banda, ya que “Pipo” se encuentra un poco mal de salud. Ya estoy con ellos unos tres meses, y bueno, la oportunidad se dio y no la voy a desaprovechar, porque es impresionante tocar con una de las bandas más reconocidas del país, y de paso en el Cosquín.



El siguiente encuentro fue virtual. Realizamos una pequeña videoconferencia desde La Paz hasta Cochabamba para que Chelo, Pichón y Oli nos cuenten sus impresiones del viaje.


Chelo: Ciertamente el Cosquín Rock es una celebración de la música. Es increíble ver tanta gente que está ahí, en un lugar tan inmenso, básicamente una ciudadela de Rock, de música constante, de gente que va a consumir la música. Es fantástico. Y haber sido parte de un evento que verdaderamente celebra de esta forma la música, y el Rock en particular, es para sentirse bastante orgulloso.


Oli: Ir a tocar al festival Cosquín Rock fue una experiencia única para la banda; es el primer festival grande en el que participamos. Tuvimos una buena respuesta del público que fue a vernos, y aunque nuestro set solo duro 30 minutos, lo disfrutamos al máximo. Además, pudimos ver otras bandas en varios escenarios y pudimos apreciar la pasión con la que los argentinos viven los conciertos en vivo. ¡Esperamos volver en alguna futura edición!


Chelo: Es muy lindo también el contacto que hemos tenido con bandas con las que hemos podido compartir escenario. Hemos formado una amistad y ese intercambio musical es importante porque así se rompen las fronteras. Y considero que el aspecto más positivo de esta experiencia ha sido justamente ése, el poder crear relaciones con otros músicos y el saber que sí se pueden hacer este tipo de festivales.


Pichón: ¡Me impresionó de sobremanera el apoyo que tienen los argentinos para con sus músicos y sus bandas! Espero podamos llegar a ese nivel de cariño y respeto por lo que hacemos en Bolivia. Con respecto a nuestro concierto, creo que por la cantidad de bandas y escenarios no pudimos alcanzar el nivel que esperábamos de gente. Pero también creo que el llegar a que la gente conozca a la banda es un trabajo largo y constante. Lo que también rescato es el apoyo de los Fiesta Cuetillos y de varios amigos que estuvieron cuanto tocamos.


Chelo: Igual en nuestro escenario hemos tenido un recibimiento muy lindo por parte de la gente, que ha podido disfrutar de la música, un público que baila en frente de la banda, que escucha, que la abraza y la acepta. Cuando tocas en escenarios internacionales, no es un público que te conoce, que te ha seguido, que te tiene un disco tuyo, y en el momento en el que te lo piden efusivamente, ‘regalame un disco’ o, ‘¿cómo puedo contactar a la banda?’, es una cosa que te da muchísima alegría. Ha sido una experiencia renovadora; hemos vuelto muy felices y ciertamente no somos los mismos. 



¿Qué planes tienen ahora? ¿Podemos esperar nuevo material de la banda?

 

Chelo: Justamente ahora estamos en el proceso de “maqueteo” de lo que es el nuevo material de Oil. Es un disco que está enteramente en inglés, canciones que hemos querido grabar hace un montón de tiempo y ahora se da el momento. Estamos muy felices de cómo se están haciendo las canciones; están evolucionando de una forma muy rica. Se viene un disco medio Country, Blues, medio “grangero”, una combinación que básicamente es lo que nosotros somos, y estamos súper entusiasmados de empezar a escuchar lo que va a ser este nuevo material.

 


¿Por qué deciden volver al inglés?

 

Oli: Son canciones que tenemos hace muchísimo tiempo. Lo tendríamos que haber hecho antes del Calavera, pero hemos decidido hacer antes ese disco, que es en español. Pero no podíamos no grabar estas canciones, y es por eso que este disco es enteramente en inglés.

 


¿Cómo definirían el sonido del material?

 

Pichón: Yo creo que como en toda evolución de una banda, siempre está la evolución de cada músico. Entonces hay un poco más de sonidos ambient, queremos meter un poco de vientos, bronces, pianos, entonces va a ser bastante novedoso. Igual en el Guns usamos bronces y algo de melodías tal vez clásicas, pero ahora viene más Country, más Blues y el Grunge, que no podemos alejarnos de él.