Las Malcogidas, y el desafío de romper estereotipos

imagen

Revista BANG

Compartir en:


 LAS MALCOGIDAS 

 

Maravillosa”, de “humor inteligente”, “cruda”, “ácida” y hasta una “comedia incorrecta”. Así catalogó la crítica especializada a la película boliviana Las Malcogidas, dirigida por Denisse Arancibia Flores. La cinta, que se estrenó en el país este 21 de septiembre, ya tuvo su premier mundial en abril, en el Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (BAFICI).


Se trata de una comedia que rompe estereotipos. Retrata la historia de Carmen, una mujer de 35 años, que pesa más de 100 kilos y que nunca ha tenido un orgasmo. Está enamorada de su vecino Álvaro, voz principal de un mediocre grupo de rock, que tiene como novia a una delgada princesa de belleza. Carmen vive con su hermano Honorio, 55 kilos, escogido “Miss Trans” varias veces, quien sueña con poder pronto operarse y cambiar de sexo. Ambos viven en la casa de su abuela Carmen, 50 kilos, narcoléptica; niega que Honorio sea hombre y detesta que Carmen sea gorda, por lo que le paga costosos, y poco efectivos tratamientos adelgazantes. Carmen intentará complacer a su abuela bajando de peso y sobre todo combatir la maldición familiar y lograr por fin tener un orgasmo.


La película se gestó desde el 2010 y tardó siete años en llegar a la pantalla grande. “La idea en principio tuvo que ver con una necesidad de replantear la imagen de las mujeres en la pantalla; olvidarnos de las mujeres perfectas y poner mujeres gordas, con estrías, con arrugas, con defectos y, por qué no, con barba”, explica la directora. Con esta cinta, Arancibia apuesta por la comedia, un género no muy frecuente en el cine boliviano, pero, además, por romper con algunos estereotipos que habitualmente presentan las grandes producciones.