Los 5 mejores discos de electrónica del 2017

imagen

Alvaro Conejo Arce

Compartir en:


 LOS 5 MEJORES 

DISCOS DE ELECTRÓNICA DE 2017

 

1. ARCA - ARCA

Este tercer álbum del venezolano Alejandro Ghersi es una obra maestra. Tras sus dos primeros álbumes (Xen y Mutant), este trabajo fue una sorpresa mayúscula para la escena electrónica mundial en cuanto a sonido y producción.

En todos estos años Arca ha confeccionado un universo sonoro genuino y fácilmente reconocible pero que difícilmente puede ser clasificado mediante patrones existentes.

Electrónica hipermoderna y transgresora en las que por primera vez hace uso de su voz histriónica y desgarradora. Las 13 canciones de este último trabajo dibujan un universo asfixiante y melancólicamente precioso. Alejandro nos lleva por distintas capas sonoras que contienen una lírica escrita con la emotividad más visceral y valiente. Es un trabajo de confirmación, de auto-reafirmación y de consolidación. El venezolano se muestra con una sinceridad y un sentimiento aplastantes, y nos arrastra a su universo, consiguiendo que nos emocionemos junto a él. Arca es un disco que duele, que se siente y que cura. Una música medicinal muy real y necesaria.

 

2. LCD SOUNDSYSTEM - AMERICAN DREAM

American Dream es el disco más oscuro, menos bailable y más profundo de LCD Soundsystem. A lo largo de sus diez canciones se convierte en un sentido homenaje a los héroes musicales de James Murphy. American Dream está cargado de sonidos electrónicos retro y está  producido de forma impecable por James Murphy. Presenta una rudeza sonora post punk y a la vez una sutileza musical new wave oscura, melancólica y muy humana. Es un disco que sigue demostrando el gran trabajo y pasión de James Murphy con los sintetizadores y la percusión, pero sobretodo un trabajo con las guitarras que no se habían lucido así en ninguno de sus tres anteriores álbumes.

American Dream funciona como un equilibrio perfecto entre el rock lleno de guitarras, la electrónica oscura y canciones dulces como American Dream. Todo eso desarrollado con coherencia, solidez y habilidad para conseguir uno de los discos más importantes de este año, el álbum más  triste y melancólico de LCD Soundsystem, pero también el más humano, y puede que precisamente por ello, el que más perdure en el tiempo.

 

3. BJÖRK - UTOPIA

Décimo disco de estudio de la artista más arriesgada y vanguardista que tenemos hoy por hoy en este planeta. Coproducido nuevamente por Arca, Utopia logra una perfecta amalgama y ligereza en el trabajo de ambos a partir de un grupo de flautistas islandesas elegidas por ella como instrumentación base para el disco, con la adición de cantos de pájaros y beats carentes de una estructura fija. Es un disco que se deja escuchar con facilidad y encanto por muchas de sus texturas. Las letras son un manifiesto al amor como motor de cualquier cambio que sea capaz de curar heridas. Desde el inicio del disco se escucha a una Björk nuevamente enamorada lejos de la que en 2015 mostraba una herida abierta en el pecho en Vulnicura. El amor es el sentimiento y es el eje central del disco, no sólo en su acepción romántica y sexual, sino toda forma de amor donde la ejecución lírica es infalible y magistral, donde los susurros y los falsetes le dan espacio a una instrumentación impecable. Son 14 canciones que se complementan unas a otras para dar a luz juntas esta gran obra.

 

4. FOUR TET - NEW ENERGY

Sin duda Kieran Hedben es uno de los principales responsables de esta era en generar esos preciados momentos en que la música electrónica se desprende de su función elemental de generar movimiento físico para convertirse en una guía espiritual hacia nuestro interior. Sus 20 años de trabajo bajo el seudónimo de Four Tet lo han llevado a ser considerado uno de los mejores de esta selecta escena que rescata sonidos que sepan encontrar el mejor balance entre la electrónica y los ritmos más ancestrales de este globo terráqueo. New Energy, su noveno álbum, es uno de los mejores y más completos trabajos, donde enigmáticos arpegios y sintetizadores lustrosos juegan con la calidez orgánica de calimbas, campanas, trompetas, saxos, pianos ocasionales y grabaciones ambientales, ofreciendo sonoridades electro-étnicas y elegantes.

Sin duda uno de esos álbumes enriquecedores para la escena electrónica actual plagada de EDM. Un universo sonoro electrónico para dejarse llevar, un recorrido por todo tipo de ritmos, atmósferas y ambientaciones casi geográficas donde reina la paz espiritual y que tiene como finalidad última la oscilación de caderas.

 

5. SOULWAX - FROM DEEWEE

Pasaron 13 años para que uno de los grupos más importantes del electro-rock vuelva a editar un disco de estudio, que funciona también como un álbum en vivo teniendo en cuenta cómo fue el proceso de registro. El álbum está basado en la gira “Transient Program For Drums And Machinery” y fue planeado para grabar todas las canciones en directo con exactamente el mismo equipo, máquinas y músicos. From Deewee es un disco que funciona ajeno a las modas; podría ser considerado un trabajo experimental ya que se grabó en una sola toma y con tres bateristas. Tiene un sonido electrónico y rockero en el que los instrumentos orgánicos y electrónicos van de la mano. Un disco plagado de exquisitas secuencias moduladas en viejos “sintes” análogos y un destacado trabajo polirrítmico de baterías cruzadas. En síntesis, uno de los mejores trabajos de Soulwax y una obra notable para la música electrónica por cómo fue concebida.