Nuna Fest, la celebración del arte

imagen

Pato Peters

Compartir en:


 NUNA FEST 

La celebración del arte

 

El Teatro Nuna se ha consolidado como uno de los espacios culturales más imprescindibles de La Paz. A lo largo de más de cuatro años, se ha constituido en el hogar de músicos, actores, bailarines y comediantes. No en vano alberga obras y espectáculos de miércoles a domingo, cubriendo un asombroso espectro a través de las artes escénicas.

El Nuna Fest fue instituido para celebrar cada ciclo de actividades del teatro. Este año, la excelente cartelera de seis noches que ofreció el escenario principal de la Zona Sur demostró el alcance y la autoridad que ya identifican al Nuna.

La función encargada de abrir el festival fue La saga de los vampiros, puesta en escena por Luis Caballero y Javicho Soria.  La tragicomedia existencial fue recibida con aplausos y risas.

El segundo día también estuvo dedicado al Teatro. La compañía Mondacca Teatro presentó la obra  Delirio de Lara, que recorre la vida del artista Raúl Lara. Con más de diez personas sobre el escenario, se proyectó medio centenar de trabajos del pintor y muralista, acompañados de danza y narración.

El jueves 12 de  octubre estuvo dedicado a la Comedia, junto a tres de los más grandes referentes del género en el país: Los Neros, Javicho Soria y Las Mentes Ociosas. 

El viernes 13, la música electrónica tomó el lugar junto a tres autoridades del género en Bolivia: Op3rador, Pituko y Rabeat. Cada uno ofreció un show especial, con Pituko explorando ambientes y texturas junto a un percusionista y Rabeat optando por un formato de banda.

El sábado 14 fue otra fiesta musical, aunque de índole diferente. La velada comenzó junto al impresionante Gustavo Orihuela Quartet, que incluye en la batería al propietario y fundador del teatro, Luis Daniel Iturralde. A continuación tomó el escenario el extraordinario Aca Seca Trío de Argentina. Su maestría vocal e instrumental, su exquisita fusión de estilos musicales y su entrañable calidad humana dejaron maravillado al público, que incluía a varias figuras del universo musical paceño.

Y no podía dejar de estar presente el otro pilar fundamental del Nuna. La jornada final del festival estuvo dedicada a la Danza. Estuvieron presentes los elencos Piantao (tango), Bafobol (folklore) Sha (danza contemporánea) y Juayhu (danza neoclásica).