Octavia, sueños por descubrir

imagen

Esteban Reinoso

Compartir en:


 OCTAVIA 

Sueños por descubrir

 

La última mañana de julio nos lleva hasta un estudio localizado en la zona de Obrajes, en el lado sur de La Paz. Allí nos espera la plana mayor de Octavia, quizás la mayor banda de la historia del Rock Boliviano, un movimiento que tiene casi medio siglo de historia y que el vocalista Omar González, el bajista Vladimir Pérez y el guitarrista Simón Luján conocen tan bien como su propia trayectoria de grupo, primero como Coda 3 y luego ya como Octavia. En uno de los estudios centrales, donde se toman las decisiones, el grupo se encuentra reunido a pleno junto al baterista Dani Subirana, quien suplantó en este último tiempo a Martín Fox (ausente con aviso, por compromisos personales), preparando sus próximas actuaciones. Ya quedaron en el pasado más cercano los festejos por el 16 de julio en la Plaza San Francisco y todo un mes de arduo trabajo girando por las principales ciudades del país. Es hora de arrancar con la entrevista, frente a los inminentes compromisos de la banda, entre los que se incluyen las “Sesiones BANG!”, una gira por Argentina y un tour nacional junto a una orquesta de cámara. Todo esto antes de encarar la producción de su nuevo disco, el sucesor del exitosísimo “SuperLuz”.

 

¿Cuáles son los planes para lo que resta del año?

Simón: Estamos preparando una gira de conciertos acústicos con una pequeña orquesta de 12 músicos invitados, con piano y en formato de sinfónica. Abarcará las ciudades de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz en una primera etapa. Serán lugares con un formato de intimidad y sonoridad ideales para esta propuesta. Haremos un repertorio elaborado con todas las canciones que hemos hecho desde la época de “Medular” hasta el día de hoy.

 

¿Tuvieron que volver a producir las versiones de los temas en vivo para esta gira?

Simón: Sí, bueno en realidad trabajamos con un arreglista de cuerdas llamado Huascar Bolívar, que es muy reconocido en Bolivia. Ya habíamos trabajado anteriormente con él en una ocasión y decidimos retomar. Como él ya tiene el concepto sonoro de lo que quiere el grupo y ya nos conoce, sabe hacia dónde nos dirigimos y trabajamos de manera muy fluida, como para tener este proyecto para el mes de octubre. Trabajamos con temas que anteriormente no los habíamos incluido en grabaciones en vivo y acústicos, desde el disco “Medular” y hasta “Superluz”, donde hay bastantes canciones que pueden ser hechas en el formato acústico.

 

¿Entran canciones de "Talismán"?

Vladimir: Sí, de hecho vamos a hacer un repertorio en el que vamos a mantener los hits de Coda 3 y Octavia, aquellos que son imposibles no tocar, pero además vamos a incluir unas diez versiones en un formato que es para nosotros una novedad, una cosa muy linda. Creemos que es un concierto muy íntimo, muy bien trabajado, y después de mucho tiempo Octavia está haciendo esa propuesta. Aproximadamente para octubre daremos inicio a toda la gira y seguiremos hasta fin de año.

 

¿Hay idea de grabar estos shows en vivo?

Vladimir: Si, claro, creo que hacerlo es algo realmente importante porque es muy difícil y complicado poder montar uno de estos eventos, y el tener el registro histórico va a aportar mucho a la carrera de Octavia. Me imagino que de esto va a salir un video, quizás para las redes sociales o para venta, aún no lo sabemos, pero sí tenemos planeado registrarlo. Totalmente.

 

Hace dos años que Octavia no toca en Buenos Aires y hay una gran expectativa. ¿Cómo vienen preparando el concierto?

Vladimir: Octavia es una banda que tiene un set de canciones que abarca ya casi dos horas de show, pero los fans no nos dejan mucho modificar la lista. Hay que ser sinceros: la gente nos pide canciones que han pegado mucho en su vida, en su oído. Es un show que reúne una parte importante de la historia de la banda pero no queda más que seguir tocando aquellas canciones que la gente añora, sobre todo mucha gente boliviana que vive hace tiempo en Argentina. Vamos a tener algunas versiones nuevas de estas canciones. Y estamos guardándonos el nuevo disco; nos hubiera encantado poder adelantarlo allí, pero todavía es muy temprano.


Habían adelantado por las redes sociales que ya estaban grabando algo e inclusive que ya había pre-producciones y demos, ¿Qué nos pueden adelantar al respecto?

Omar: Nos está tomando un tiempo largo, debido a que tenemos mucha exigencia; muchas tocadas y compromisos que cumplir. Hay bastantes ideas individuales. Nos hemos juntado para planificar todo pero realmente el trabajo es arduo y nos impide seguir. De todas maneras sabemos que ni bien pase lo del acústico tenemos que empezar a poner las canciones y redondear las ideas de lo que es el disco nuevo.

 

La Trastienda significa mucho para los músicos de Argentina y el resto de Latinoamérica. La gente y los medios se deben preguntar cuál será la producción de tamaño evento en la historia de la banda. Más allá de los hits, Octavia siempre tiene algo más para ofrecer y creemos que este lugar puede ser ideal para una banda como Octavia.

Vladimir: Como tú sabes, en Bolivia hay mucha expectativa también por este tema. Es casi la “nota pendiente”, porque habríamos tocado con este boliche, creo que en todos los lugares más importantes, más emblemáticos del Rock Argentino. Es importante recalcar eso. La gente se ha enganchado con la noticia y queríamos que a través de esta entrevista, los bolivianos que viven Bs.As. también estén a la expectativa. Sabemos que las redes sociales también son muy importantes y todo lo que salga a través de ellas va a ayudar a que podamos tener una convocatoria interesante allá.

 

¿Como están los preparativos armados de las "Sesiones BANG!" de Octavia?

Omar: A nosotros nos han encontrado estas “Sesiones” con el viaje de (Martín) Fox. Estamos tocando con el Dani Subirana en la batería y nos hemos sentido muy cómodos como para hacer esto con él. Aparte hemos invitado a David Chipana en teclados, Kicho Jiménez en vientos nativos (actualmente en Wara), y esta semana se ha incorporado Isabella Pérez (la hija de Vladimir) en coros. Hemos reunido un equipo como para sonar bien y queríamos recrear un poco lo que venimos haciendo en las grabaciones. Son solo cinco temas, pero que van a sonar distintos por el solo hecho que vamos a tener más instrumentos sonando. Hemos aprovechado esta oportunidad para darnos el gusto de incluir teclados, vientos y coros. No va a haber secuencias prácticamente en estos temas, y más instrumentos en vivo.

 

¿Para estas "Sesiones BANG!" van a tocar sólo clásicos?

Vladimir: Como son sólo cinco canciones, vamos a tocar temas que son fundamentales de nuestra discografía; de hecho, hay tres temas que son inevitables. Y tenemos dos propuestas de canciones que no han tenido videos ni han sido cortes radiales que han llegado mucho a la gente sin ninguna fuerza más que de la propia canción. Va a ser algo muy interesante, muy lindo. Este estilo, este formato está pegando mucho acá y está muy fuerte. Y la gente que está leyendo la revista va a disfrutar mucho de Octavia.

 

¿Cómo fue la elección del reemplazante de Martín Fox?

Omar: Fue casi un mes que el Fox nos pidió una licencia y él mismo lo ha recomendado, por amistad y porque sabía que se iba a adecuar perfectamente a Octavia. Ensayamos un par de veces antes del primer show que tuvimos y salió todo perfecto. Así que nosotros estamos contentos con haber tocado y compartido todo este tiempo. Se vienen conciertos importantes y estas “Sesiones BANG!” son como el broche de oro porque van a quedar registradas.

 

¿Cómo es el proceso de la composición de los nuevos temas de cara a la producción del nuevo disco? ¿Cómo están trabajando?

Vladimir: Estamos atravesando por la parte motivacional. Ya sabes, las canciones surgen con llanto, con dolor… Creo que la parte creativa, la que te motiva a hacerlo, se ha superado. Las canciones ya han nacido, y ahora estamos en proceso de empezar a hacer los arreglos. Cada disco tiene una particularidad, ninguno nace de la misma manera y con la misma fórmula; las canciones salen de forma individual o grupal pero todas reflejan un momento particular que no se repite en tu vida. Hay canciones muy sentidas, hay canciones que la gente cuando las escucha sigue llorando… Creo que eso es un punto fuerte en Octavia. Vamos a trabajar mucho en el nuevo disco, ya que tenemos un gran reto por delante. Octavia siempre intenta re-inventarse, estar siempre sonando como una banda de actualidad, por tanto, eso no es fácil y nos está demorando.


En el proceso de la parte de la producción artística, anteriormente han trabajado con gente de la talla de Tweety Gonzalez y Richard Coleman, ¿hay algún nombre en vista al nuevo albúm?

Vladimir: Sí, de hecho estamos en algunas negociaciones con un productor latino de talla mundial que vive en Miami, que ha ganado Grammys y premios en su carrera. Pero sí hemos pensado en poder trabajar con alguien fuera del país. Quisiéramos hacer algo en Estados Unidos y algunas canciones en Buenos Aires, que es un lugar que siempre nos ha cautivado, nos ha motivado. La experiencia de haber grabado el disco con Tweety fue increíble, alucinante. Creo que la ciudad tiene una magia muy particular y nos gustaría no hacer el disco entero, pero si una o dos canciones allí. Ahorita estamos barajando posibilidades, y en medida que la producción del disco avance vamos a empezar a buscar salas, estudios de grabación interesantes como para poder plasmar toda esta música nueva.

 

Habían quedado algunos temas fuera de “SuperLuz”, ¿Van a volver a trabajar sobre eso o van a hacer composiciones nuevas?

Simón: No. Es todo nuevo, porque sería de última y extrema necesidad recurrir a viejas propuestas. Todo lo contrario. Es un proceso largo pero preferimos que sea de esa manera, para tener una propuesta distinta, ya que el concepto de “Superluz” ha sido bastante explotado en ese disco. Sacamos cinco cortes que fueron número uno en Bolivia, y creo que se ha logrado el objetivo con ese disco. Hay que reinventarse y es por eso que este proceso nos está demorando un poquito más de lo normal.

 

¿La idea de las "Sesiones BANG!" es cerrar la etapa del "Superluz"?

Simón: Sí, un poco esa es la idea. Tenemos la esperanza de que la próxima vez que nos convoquen sea con los temas nuevos, creo que para el año entrante. Creo que has descifrado un poco el mensaje de lo que queremos hacer en estas “Sesiones”, que es despedir esta faceta del grupo, de una manera distinta, con músicos invitados, haciendo una rememoranza de viejas glorias, temas viejos del grupo; preparados para lo que se viene.

Vladimir: Es un ciclo. Tenemos una carrera de casi 29 años y 13 discos. Es complicado reinventarse. Es complicado volver a pensar en hacer un discos aun cuando los discos que traes contigo hace años siguen marcando huella. Es importante lo que estamos trabajando, pero seguramente los fans de Octavia van a quedar muy, muy contentos con lo que estamos haciendo ahora.

 

¿Cuál es el paso que le queda dar a Octavia? ¿Qué otro sueño les queda por cumplir como banda?

Omar: No lo sé… Pienso que todavía lo estamos por descubrir… Así como estamos planeando un nuevo disco y las canciones todavía no están cerradas, nos sorprendemos a nosotros mismos haciendo música. Creo que es una de las cosas que nos gusta averiguar. Esto significa seguir disfrutando y haciendo música por la mayor cantidad de tiempo. Cosas como las “Sesiones BANG!”, los conciertos acústicos, son cosas que se van dando en el camino y también nos permiten reinventarnos.

 

¿Es difícil para una banda como ustedes, después de casi 30 años, estar pensando siempre en reinventarse? 

Simón: Sí, es difícil. Pero lo más difícil de todo es mantenerse. Esa es otra de las metas que debemos seguir cumpliendo día a día. Es decir, este es un trabajo, una agenda prácticamente llena durante todo el año. No me imagino muchas bandas de rock en el mundo que tengan una agenda como la nuestra, y ése es un desafío aparte del artístico. Es decir, hay una logística, una cantidad de aspectos extra artísticos que hay que ir calculando cada vez con más finura, para que todo vaya encajando perfectamente en esta especie de rompecabezas que es Octavia.