Walkman, la suma de sus partes

imagen

Pedro Pablo Siles

Compartir en:


 WALKMAN 

La suma de sus partes


Desde hace algunos años, Walkman viene redefiniendo el atractivo del hard rock en la escena musical del país. Pero no ha sido cosa de un día para el otro. El equilibrio de las partes viene de una búsqueda y de un trabajo arduo que Gigio Díaz y los suyos persiguen desde hace mucho tiempo.


Nos reunimos con la banda paceña para entender este proceso de cara a la grabación de su segundo álbum de estudio.

Gigio: Walkman es una banda de hard rock, que en el fondo es un esfuerzo mío de encontrar un sentimiento que tenía cuando era adolescente de pertenecer a un grupo, un colectivo de gente que tenga la misma intención, el mismo norte. Mi meta era, y sigue siendo, tener una experiencia a través de la música que genere algo en alguien, sea positivo o negativo, pero que signifique algo.


Joaquina, aparte del “Jefe”, como le dicen a Gigio de cariño, tú eres la más antigua del grupo. ¿Cómo se da tu llegada a Walkman?

Jo: Walkman es mi primera banda en realidad. Es la primera vez que yo he grabado un disco, la primera vez que me he subido a escenarios de verdad. Entro el 2014 porque lo conozco al Gigio haciendo una publicidad. Él ya tenía el disco avanzado y me da los demos de “Nada” y de “Filo” para que haga las “melos” y las letras de las dos canciones. He entrado al estudio, he grabado “Nada”, y es casi tal cual la canción que está ahora.

Yo no tenía manejo de escenario al principio. Yo creo que ésa es la más grande y la más importante diferencia. Intento y quiero lograr ser la mejor “frontwoman” del país. Quiero que la gente crea lo que está viendo y que se la pase bien. Y me gusta mucho el rol de las mujeres fuertes en la historia de la música. Tienes a Janis Joplin o a una Joan Jett, que es una mina que rompe completamente con los estereotipos, o actualmente una Lzzy Hale de Halestorm, que es mi inspiración número 1.


Tomando en cuenta que el sonido de Walkman gira en torno a la guitarra, Juampi Barbosa se ha constituido en el goleador de la banda. ¿Qué nos puedes decir al respecto, Juampi?

Juampi: La guitarra en Walkman, más allá de ser la base de los riffs y de las figuras de las canciones, llega a ser una especie de voz alternativa que cubre los momentos en los que no hay voz, como un complemento que se trata de hacer a la voz de la Jo. Por lo que me estoy dando cuenta, mi rol se enfoca un poco en dirigir algunos ensayos musicalmente, al sacar o componer temas, hacer algunos arreglos, abarcando todo lo que puedo, lo que da mi capacidad. En el próximo disco se va a notar más fuerte el cambio, lo que puedo hacer y mi trabajo sobre todo en el sonido, porque en la composición y en el estilo voy tratando de dar un paso más, explorando un poco, pero tratando de no perder lo “digerible” que suena Walkman en general.


Hugo Arce, uno de los bajistas más sólidos de la escena local, parece haberse adaptado a la perfección en la banda…

Hugo: Yo soy, mal que mal, un miembro relativamente nuevo de Walkman. Desde que he entrado me han dado la tarea de ayudar en la parte rítmica con los bateros. En las composiciones, mi rol es aportar, sobre todo en este segundo disco, más riqueza a la sección rítmica, proponer bases y beats diferentes, entenderme mejor con el batero; siempre ser el colchón, pero no simplemente ser el relleno. Cada idea que se trae en las composiciones, yo hago mis propios bajos, y he traído un par de ideas de “compos” enteras, que ojalá acaben en el disco y sean canciones.


Además de contribuir al elemento femenino de la banda, Becky Gamarra, la nueva tecladista, viene a ocupar un puesto que estaba vacante. ¿Qué es lo que vienes a aportar a Walkman?

Becky: Más que un estilo -porque ya lo tienen- lo que puedo aportar a la banda es la oportunidad de hacer canciones que no podían hacer antes. Se cohibían de hacer cosas que tenían mucho teclado, strings y demás efectos, que ahora es mucho más fácil. Ensayamos un montón; es un ambiente muy familiar: entramos juntos, nos vamos juntos. Y ahora que estamos sacando nuevas canciones, la Jo y yo nos entendemos un montón; aparte de ser diferentes, combinamos y nos complementamos, así que eso es lo bueno.


El otro miembro nuevo es el baterista César “Choco” Lugones, que desembarca en Walkman desde Ciudad Líquida. Choco, ¿qué nos puedes decir al respecto?

Choco: Como toda nueva experiencia, es todo nuevo, nuevas energías dentro de la banda, nuevas energías dentro del público, entonces para mí es algo genial. Desde luego, es intensa la transición de hacer new wave, post-punk, alternativo, medio indie, a hacer heavy y hard rock; es otro mundo totalmente distinto, entonces de alguna manera con Walkman puedo desplegarme más. Justamente hace rato hablábamos con el Gigio, que está abierto hacia nuevas ideas, y yo tengo ideas; estoy con todo, y creo que he llegado al punto ideal de Walkman porque están en las mismas: todos quieren trabajar, todos quieren aportar, y yo he venido también a eso.


De cara al nuevo disco de estudio, cuéntennos un poco sobre Mix-Tape, primer disco de la banda.

Gigio: En realidad el primer disco para mí ha sido un parto y a la vez una labor de amor. Porque cuando tú haces tus cancioncitas de tres, cuatro acordes, tú estás exponiéndote desnudo ante todos los demás. Y para mí hacer estas cancioncitas era básicamente desnudarme delante de la gente que yo amo: mis amigos, particularmente mi esposa, y la gente en la que yo realmente confío plenamente. Yo no me considero el más grande compositor ni el más grande músico ni nada por el estilo, pero me considero un buen gestor, una persona que trabaja y que consigue gente para hacer algo colectivamente, no individualmente. Que tu gran talento sirva a un bien mayor. ¿Y cuál es el bien mayor? Para mí siempre va a ser la música, en todo sentido. Yo creo fundamentalmente que hacer una buena canción es un statement, es hacer algo más grande que tú mismo.


¿Qué nos pueden decir del álbum que se viene?

Gigio: Elementalmente, he logrado congeniar a una serie de músicos que actualmente son Walkman, pero igual me sigo nutriendo del mismo principio fundamental. Ahora tengo una banda más sólida, sin embargo yo estoy todavía bebiendo de sus intereses personales o de intereses colectivos con otras bandas. No es que son músicos nuevitos que han empezado con Walkman.

Joaquina: Actualmente tenemos menos de la mitad del disco grabado. Queremos mostrarle a la gente diferentes opciones como para poder llegar también a distintos públicos. Queremos hacer canciones que sean metal, queremos hacer baladas, queremos tener pop-rock y queremos tener rock. Seguramente va a ser un disco muy variado, pero es precisamente con la intención de que la gente pueda ir a ver nuestros shows y que nosotros armemos nuestros temas en función a donde estemos; que no haya dificultad de tocar en una matrimonio o en domingo en el Prado para gente mayor donde o tocar en un Femmetal Fest o en un Illimani Metal.

Gigio: Honestamente, yo creo que Walkman es la suma de sus partes. Tengo un guitarrista y un bajista de primera línea y tengo una cantante fabulosa, que ha entrado a Walkman y le ha dado todo el carácter que ahora tiene. Somos una banda que vive de eso, de todo lo que pueden traer los músicos que ahora están. Y tengo ganas de grabar un segundo disco con ellos, con todo su aporte fundamental, que cada quien traiga su música y que lo colectivo lo enriquezca y lo haga florecer. Porque para mí la música es como un fruto: cuando lo lanzas en su momento correcto, es maduro, lindo, y eso para mí es una meta que hay que cumplir, que la música tenga su momento. Y eso genera que tenga su impacto.